COPYWRITING

3,2,1… ¡Adiós! Este es el tiempo que tienes para retener a tu audiencia en tu página web.

¿Alguna vez te has preguntado qué es lo que hace que un visitante se vaya o permanezca en tu web hasta finalizar una venta?

En realidad es una mezcla de muchos factores. Y uno de los que más peso tiene es el lenguaje. Porque la palabra escrita puede ser una herramienta muy poderosa.

¿Sigues aquí?

Bien, porque hay más. Mucho más.

El copywriting no solo sirve para llamar la atención de tu audiencia y que permanezca por más tiempo en tu sitio web. Esa es tan solo su primera misión. Las palabras pueden seguir trabajando para ti. Su siguiente misión, una vez han captado la atención del lector, es que generen demanda. Es decir, suscitar un deseo de compra.

Y no basta con de mostrar tu producto. Para lograrlo las palabras han de seducir al visitante. Y además hacerlo con la personalidad y la voz de tu marca. Porque si no pones las palabras a funcionar, si no trabajan para ti, cada visita que no convierta es una oportunidad perdida.

Un mal copy puede arruinar el mejor producto.

Pero un buen copy es el que retiene a tu cliente en tu sitio web y lo lleva sin esfuerzo a la conversión. Porque le dice a tu lector: te entiendo, esto es lo que haremos… Mira qué producto tengo, te puede ayudar.

Así es cómo trabajaremos:

1-Hablamos:

Profundizamos en tu negocio. Descubriremos quién eres, qué ofreces y qué te hace diferente a los demás. Es decir, definiremos tu personalidad para poder destacar sobre tu competencia.

2-Investigo:

Tus servicios, tu sector y tu competencia. Así descubriré cuáles son las palabras más adecuadas para generar demanda.

3-Escribo:

Pongo las palabras a trabajar para tu negocio.