Copywriting de respuesta directa

3,2,1… ¡Adiós!


Este es el tiempo que tienes para retener a tu audiencia en tu página web

¿Alguna vez te has preguntado qué es lo que hace que un visitante se vaya o permanezca en tu web hasta finalizar una venta?

En realidad es una mezcla de muchos factores. Pero uno de los que más peso tiene son las palabras. El lenguaje escrito puede ser una herramienta muy poderosa.

¿Sigues aquí?

Bien, porque todavía hay más. Mucho más.

El copywriting no solo sirve para llamar la atención de tu audiencia para que permanezca más tiempo en tu sitio web. Esa es tan solo su primera misión.

Las palabras pueden seguir trabajando para ti. Y lo siguiente que harán, una vez captada la atención del lector, es generar demanda. Es decir, suscitar un deseo de compra.

Para lograrlo no basta con mostrar tu producto. Es necesario que las palabras se desplieguen de tal manera que logren seducir al visitante, que genere una conexión que le haga darse cuenta de que tu producto es justo lo que necesita. Pero no de cualquier manera.

Porque mientras que un mal copy puede arruinar el mejor producto, uno efectivo retiene a tu cliente en tu sitio web y lo lleva sin esfuerzo a la conversión. Es aquel que le dice a tu lector: te entiendo, te puedo ayudar, esto es lo que haremos, mira qué producto tengo.

Y ha de decírselo mientras chorreando la personalidad y la voz de tu marca. La esencia y la voz de tu negocio han de estar difuminadas a lo largo de los textos de tu web, porque eso y tu producto es lo que te va a permitir diferenciarte de tu competencia.

Al poner las  palabras a trabajar, cada visita a tu web tendrá más probabilidad de acabar en conversión.

 

 

Así es cómo trabajaremos:

1-Hablamos:

Profundizamos en tu negocio. Descubriremos quién eres, qué ofreces y qué te hace diferente a los demás. Es decir, definiremos tu personalidad para que chorree en los textos.

2-Investigo:

Tus servicios, tu sector y tu competencia. Así descubriré cuáles son las palabras más adecuadas para generar demanda.

3-Escribo:

Pongo las palabras a trabajar para tu negocio.